Make your own free website on Tripod.com
SARMIENTO
EL MUNDO DE SARMIENTO

. Entre los sueños os y la realidad

Sarnúento nació un año después de la Revolución de Mayo. La filosofía de la Ilustración, que había inspirado a los padres de la Patria, caló en lo más hondo de su corazón. En Europa, la expansión de la industria y de la ciencia alimentaba la idea de un progreso lineal y creciente. En América, el único modelo de desarrollo era Estados Unidos, independizado de Gran Bretaña en 1776. En 1865, la guerra civil entre los Estados del Sur -de economía agraria y esclavistas- y los del Norte -industrialistas y liberales- había terminado con un triunfo de estos últimos.Pero la América hispana siguió un derrotero distinto: en general, los intereses vinculados a la producción agropecuaria se impusieron a los sectores interesados en el desarrollo industrial. Tras el fracaso del proyecto continental sostenido por José de San Martín y Simón Bolívar, la confrontación entre los distintos localismos y la implicancia de los intereses europeos -especialmente los de Inglaterra, entonces principal potencia mundial- derivó en el surgimiento de países signados por la inestabilidad y las luchas civi~ les. En la Argentina, el enfrentamiento interno se libró entre dos bandos: unitarios y federales.En 1889, Sarmiento fue retratado al óleo por su nieta Eugenia Berlin Sarmiento (Museo Histórico de Lujan

.EL IDEARIO DE MAYO

Frente a la grandiosidad de las ideas ilustradas, las Provincias Unidas del Río de la Plata aparecían como un vasto territorio marcado por el despo blamiento, el atraso y el analfabetismo. Identificado con el ideario de los hombres de Mayo, Sarmiento veía en esos rasgos la herencia del antiguo imperio español que, en el siglo XIX, había quedado a la zaga del progreso y el desarrollo. Para el «Gran Sanjuanino", el desafio era inmenso pero ineludible: ¿cómo concretar las premisas de la Ilustración en un extenso país sin un Estado centralizado y firme, sin fábricas, sin tecnología, sin caminos, sin transportes, sin escuelas e incluso sin educadores?La despoblación y la falta de industria -escribió Sarmiento en Argirópolis- prohijan las revueltas: poblad y cread intereses. Haced que el comercio penetre por todas partes, que mil empresas se inicien, que millones de capitales estén esperando sus productos, y crearéis un millón de sostenedores del orden".

TODO EMPEZO CON UN LIBRO EN LA MANO Y UNA ESPADA
EN LA OTRA

Hijo de José Clemente Sarmiento y Paula Albarracín, Domingo Faustino nació en San Juan, el 15 de febrero de 1811, en el seno de una familia humilde y numerosa. En su provincia, entre 1816 y 1822, acudió a la Escuela de la Patria, donde aprendió las primeras letras con Fermín Rodríguez, su admirado maestro. Su concurrencia regular a clase avalo la frase de "asistencia sarmientina que quedaría como una leyenda ejemplar en la enseñanza argentina. A los lo años viajó con su padre a Córdoba para ingresar al seminario de Loreto con una beca "para pobres", pero no tuvo éxito. Un segundo intento de beca fracasó en 1823, cuando el gobernador Martín Rodríguez desestimó su admisión en el Colegio de Ciencias Morales de Buenos Aires. En San Juan, bajo el gobierno de Salvador María del Carril, Sarmiento conoció los principios liberales que, en 1825, hicieron posible la llamada Carta de Mayo, que consagraba la inviolabilidad de la persona y del domicilio y la libertad de cultos. El derrocamiento de Del Carril al grito de "¡Religión o muerte!" le hizo conocer a Sarmiento otra cara del país. Se refugió en San Francisco del Monte, San Luis, donde enseñó las primeras letras a muchachos mayores que él. Fue su primera experiencia pedagógica. Luego volvió a San Juan. Cuando el gobernador federal José T. Albarracín desterró de la provincia a varios unitarios, Sarmiento descubrió el vínculo'que a veces la historia traza entre la espada y la palabra. Así se sumó a las filas unitarias con el grado de capitán.

Civilización
o barbarie"

La ciudad como centro de la civilización y el campo, como núcleo de la "barbarie" polarizaron el ideario de Sarmiento. Respondía, de este modo, a una antigua tradición. la polis (en griego, ciudad) se perfiló en la Grecia clásica como ámbito de la cultura; más allá de la polis se extendía el mundo de la "barbarie". Las leyes que regían la polis formaban la base de la política, tema M que nada sabían los "bárbaro? ' Este esquema se transmitió a través de¡ Renacimiento y, en el siglo XVIII de la Ilustración, en cuyos textos, especialmente franceses, abrevó Sarmiento. Trasladada a la Argentina, la oposición "civilización-barbarie", que subyace en las tesis del Facundo, se expresaba básicamente entre Buenos Aires y el interior. El gran puerto, vínculo con Europa, era el foco civilizador; las provincias, sin gobiernos orgánicos, ceñidas a caudillos como Facundo Ouiroga (arriba), repr¿sentaban lo opuesto.

LAS MAS GRANDES IDEAS AL SERVICIO DE UNA ARGENTINA
MODERNA

En 1831, ante la derrota de la Liga Unitaria, Sarmiento emigró a Chile. Trabajó en una tienda de Valparaíso, estudió inglés, comenzó a traducir las obras de Walter Scott y fue capataz de rrúnas. En 1836, sus amigos lograron que pudiese volver a San Juan, donde desempeñó una actividad frenética: fundó una compañía teatral, fue actor, escribió poesía y fundó la Sociedad Literaria, filial de la Asociación de Mayo creada por Esteban Echeverría en Buenos Aires. Ya era parte de la generación romántica de 1837, apasionada por las grandes causas de la libertad y el progreso.En 1839, tras fundar el primer Colegio para.Niñas de San Juan, publicó el diario El Zonda Aunque el gobernador federal Nazario Benavídez respetó sus actividades, un frustrado complot unitario lo envió a la cárcel. Benavídez lo salvó de ser fusilado, pero el 19 de noviembre de 1840 fue llevado por un pelotón hasta la frontera con Chile. Durante el camino, los soldados le concedieron un capricho: garabatear sobre una roca unas palabras que no entendieron: "On ne tuepointles idees''. Más tarde, esta frase en francés se convirtió en "¡Bárbaros! Las ideas no se matan".En Chile, Sarmiento se dedicó a la enseñanza e integró la redacción del diario El Mercurio. En 1841 quiso sumarse a las tropas de Gregorio Aráoz de Lamadrid, pero, al cruzar los Andes, sólo encontró, en medio de un temporal de nieve, a un centenar de soldados unitarios hambrientos y sin abrigo que acababan de ser derrotados por el federal Ángel Pacheco en Rodeo del Medio, Mendoza. Volvió al periodismo y a la enseñanza. Polemizó sobre la reforma de la ortografía con el escritor venezolano Andrés Bello y sobre los contenidos sociales del romanticismo con el historiador argentino Vicente Fidel López. Los grandes temas de su época ya bullían en él, con una obsesión: la transformación de la Argentina. En Chile, perfeccionó su francés y en 1845, escribió los artículos periodísticos que luego integrarían uno de sus libros centrales: Facundo. Civilización y barbarie. La pasión con que abordó al caudillo riojano terminó por trascender su mirada crítica, lo que convirtió a su ensayo en un clásico de la literatura hispanoamericana. Por él desfilan los arquetipos gauchescos, los mitos de la campaña y los paisajes riojanos. Su positivismo, filosofía que pretendía analizar la sociedad con el rigor de las ciencias exactas, y su pluma realista trazan un cuadro abarcador del caudillaje popular.

ROSASCAEEN CASEROS, PERO SIGUE LA LUCHA ENTRE DOS MODELOS DE PAIS

En 1849, Viajes por Europa, África y América reflejó sus andanzas por el mundo y, un año después, Recuerdos deprovincia mostró a las claras que el vuelo universal de su pensamiento no implicaba por parte de Sarmiento el olvido de su país. Su incorporación al Ejército Grande de Justo José de Urquiza, sublevado contra Rosas, así lo demostró. El 3 de febrero de 1852 combatió en Caseros y, al día siguiente, ya en Palermo, firmaba documentos sobre la mesa del derrocado Rosas, al que había combatido desde 1841. Pero tampoco se entendería con Urquiza. El general entrerriano lucía la divisa punzó y se proclamaba federal. Sarmiento volvió a Chile, desde donde criticaría a la Constitución de 1853. Y en la pugna entre Buenos Aires y la Confederación Argéntina, se inclinó por el bando porteño, aunque sin compartir el porteñismo mitrista. Volvió al Río de la Plata y el 13 de octubre de 1859, estuvo en la batalla de Cepeda, donde, para su sorpresa, el triunfo no convirtió a Urquiza, como él temía, en "un nuevo Rosas".El 17 de setiembre de 1861, Buenos Aires y la Confederación volvieron a chocar en Pavón. Esta vez, la suerte favoreció a los porteños. Tras el retiro de Urquiza, Mitre se hizo cargo del Poder Ejecutivo Nacional y bajo la hegemonía del puerto, consumó la unificación nacional. Para pacificar las provincias fueron enviados varios interventores. Sarmiento acompañó la expedición comandada por Wenceslao Paunero y fue elegido gobernador de San Juan.

la fiebre amarilla

Desde el 27 de enero cuando se registró el brote hasta mediados de junio de 1871, Buenos Aires sufrió una epidemia de fiebre amarilla. El flagelo segó cerca de 20.000 vidas. Hubo dias en que los muertos llegaron a 500. Sarmiento mandó a habilitar un nuevo cementerio: el de la Chacarita.

El primer Censo

Desde el 15 al 17 de setiembre de 1869 se llevó a cabo el primer Censo nacional que Registró 1.830.214 habitantes (6oo.67o en las ciudades Y 1.136.406 en el campo). la escasez de población llevó a Sarmiento a fomentar la inmigración y un 71% de analfabetismo, a desarrollar la educación pública.

la Patagonia

En 1873, paRa reivindicar nuestra soberanía Sarmiento híZO recorrer las costas patagónicas por las goletas Brown y Rosales. A bordo de ésta viajó el joven Francisco P. Moreno arriba que desde entonces se convirtió en símbolo de la incorporación de la Patagonia a la vida del país,

Censo,inmigracion,salud, educacion

Para Sarmiento, la base M progreso era la educación. En EE.UU., mantuvo amistad con la pedagoga Mary Mann, que tradujo su Facundo al inglés, y recluto 67 maestras estadounidenses, que se trasladaron a la Argentina. Esta forma de promover la educación, mediante la incorporación de extranjeros, se reprodujo en otras áreas. la Escuelaestadounidenses George Stearns y Benjamín Gould, respectivamente. la dirección M Colegio Militar, creado en 1869, fue confiada al general húngaro Juan Czetz.

DE ESTADOS UNIDOS A La PRESIDENCIA DE LA ARGENTINA

El deseo de Sarmiento de acelerar desde la gobernación, mediante leyes y decretos, la rueda de la historia reactivo el descontento de los caudillos: el "Chacho" Peñaloza, en la Rioja; Francisco Clavero, en Mendoza, y Fructuoso Ontiveros, en San Luis. Mitre confió a Sarmiento la represión de las "montoneras". Derrotado, el "Chacho" intentó comunicarse con Sarmiento, pero éste no le respondió. Refugiado en Olta,se rindió a las tropas nacionales, comandadas por el mayor Pablo Irrazábal, quien lo asesinó a lanzazos y para escarmiento, clavó su cabeza en una pica. Sarrniento aprobó la medida y esa actitud le valió muchas acusaciones, como la de José Hernández, el autor del Martín Fierro. Sarmiento impuso el estado de sitio en San Juan y La Rioja. Juan Andrés Gelly y Obes, ministro de Guerra, desaprobó sus medidas represivas, pero Sarmiento no lo escuchó. En un intercambio epistolar, el presidente Mitre intentó moderar su dureza, pero sólo logró exasperarlo aún más. La permanencia de Sarmiento en el gobierno provincial se volvió insostenible. En abril de 1864, el sanjuanino aceptó la propuesta de Mitre para viajar a Estados Unidos en representación del país. En mayo de 186s llegó a Washington. Unos días antes, Abraham Lincoln, el presidente que abolió la esclavitud en su país, había sido asesinado por un fanático esclavista.Permaneció tres años en EE.UU. Entusiasta de la democracia, Sarmiento asistió a congresos pedagógicos, conoció al pensador Ralph W Emerson y, por fin, se dio el gusto de lograr un título universitario, el de doctor en leyes, en la Universidad de Michigan. Mientras tanto, la Argentina, aliada de Brasil y Uruguay, había entrado en 1865 en la Guerra del Paraguay. Al aproximarse el fin del mandato de Mitre la situación política se volvía cada vez más tensa. Se le ocurrió a Lucio Y Mansilla lanzar el nombre de Sarmiento, hombre sin partido y alejado del país, como candidato ideal. La fórmula Domingo F. SarmientoAdolfo Alsina cuajó rápidamente.Las elecciones se realizaron el 12 de abril de 1868. El 16 de agosto se reunió el Congreso para proceder al escrutinio. De 156 electores -entonces las elecciones eran indirectas-, votaron 131. Sarmiento recibió 79 votos para presidente y Alsina, 82 para vive, aunque el sanjuanino se apresuró en aclarar que Alsina será presidente del Senado sólo para tocar la campanilla". El 3o de agosto, Sarmiento volvió a Buenos Aires.

la Guerra del Paraguay

Sarmiento`no veía con simpatía a la Guerra del Paraguay; las provincias tampoco. Al hacerse cargo del gobierno, en 1868, muchos pensaron que el sanjuanino retiraría al ejército del teatro de operaciones. Pero no fue así. La contienda duró hasta 187o. Al finalizar, Brasil envió a Buenos Aires al diplomático José María Silva Peranhos barón de Río Branco. Sarmiento planteó que la paz debía ser negociada con un gobierno paraguayo definitivo, surgido de elecciones; Brasil en cambio, con el gobierno militar impuesto en Asunción por la Triple Alianza. Mitre se pronunció en favor de la posición brasileña. Mariano Varela, ministro de Relaciones Exteriores de Sarmiento, afirmó que la victoria no da derecho? y se opuso al reparto de territorio paraguayo entre los vencedores de la contienda. La presión de Mitre y del Brasil terminó por imponerse.

TENACIDAD, PASIÓN Y LUCHA HASTA ULTIMO MOMENTO

El 12 de octubre de 1868, Sarmiento juró como presidente de la Nación. Días después, le escribió a su hermana: "Aquí me he encontrado con una oposición que no economiza críticas ridículas".El gobierno de Sarmiento, signado por el progreso, no dejó de vivir jornadas sangrientas. La Guerra del Paraguay siguió hasta 1870, aunque Asunción ya había sido saqueada un año antes por las tropas de la Triple Alianza. Tres rebeliones encabezadas por Ricardo López Jordán, antiguo oficial de Urquiza, sucedieron al asesinato de éste, el ii de abril de 1870. El mismo Mitre se sublevó cuando el mandato de Sarmiento terminaba. Pero la Organización Nacional ya tenía rumbo fijo. El 12 de octubre de 1874, Sarmiento entregó el bastón de mando a su sucesor, Nicolás Avellaneda. Pero siguió en la lucha. En 1885 fundó El Censor y se opuso a la candidatura de Miguel Juárez Celman. En 1886 publicó su libro más conmovedor, La vida de Dominguito dedicado a su hijo muerto en la Guerra del Paraguay. En mayo de 1888, viajó a Asunción. Allí enseñó a leer y escribir a un grupo de niños. A las 2.15 de la madrugada del 11 de setiembre le pidió a su nieto que lo ayudara a darse vuelta "para ver la luz del día", pero su corazón dijo basta cuando aún era de noche.

Una apuesta por el progreso y el desarrollo

Sarmiento tuvo una obsesión: desarrollar el país. Los 573 5 kilómetros de vías férreas que heredó del anterior gobierno de Bartolomé Mitre se convirtieron en 1.331 km en 1874, año en que traspasó el mando a su sucesor, Nicolás Avellaneda. La red de telégrafos, cuya inauguración casi coincidió con el inicio de su mandato, al final de su presidencia cubría 5.ooo km. Igualmente, en ese período, la red caminera unió casi todas las capitales de provincia. Un hombre de empresa, Federico Lacroze, obtuvo en 1868 la concesión de una línea de tranvías para cubrir 6o cuadras de Buenos Aires. Antes de que Sarmiento abandonase la Casa Rosada, el "tranvía Lacroze" ya era una realidad que ocupaba a 8.317 obreros y empleados. La inmigración europea siguió en aumento: los 29.000 inmigrantes de 1869 fueron 70,ooo en 1874. El Correo transportó, en 1868, cuatro millones de piezas postales; en 1873, esa cantidad ascendía a 7.787.400. Además, creció el comercio exterior: los 41.195.703 pesos oro en importaciones de 1869 fueron 58.826.549 en 1873; en ese mismo período, también aumentaron las exportaciones, de 32.449.188 a 44.541.536 pesos oro. Y la Exposición Nacional de Córdoba exhibió la producción industrial de las regiones del país. Por último, como símbolo del triunfo de la "cívilización" sobre la "barbarie", Sarmiento culminó su gobierno con la inauguraración de las obras de jardinería del parque Tres de Febrero de Buenos Aires, lugar donde antes había estado la residencia del "tirano" Rosas.

EL MAESTRO LLAMA A CLASE

EL ESFUERZO DE SARMIENTO estuvo encaminado a dotar a la Argentina de un Estado sólido, sin fisuras, que fuese arte y parte de la modernización. Ese poder central debía terminar de una vez por todas con las luchas civiles que ensangrentaban al país desde 1820. Apoyaba el desarrollo económico de las provincias -él mismo era provinciano-, pero a mano de gobiernos y no de caudillos locales. Por eso apeló a todos los recursos, en oportunidades brutales, para acabar con las "montoneras", desde las de Angel "Chacho" Peñaloza hasta las de López Jordán. Para que ese Estado no se identificase indefectiblemente con el Puerto de Buenos Aires, combatió a Bartolomé~ Mitre por su "porteñismo" y propuso instalar la futura capital del país en alguna ciudad del interior, como Córdoba o Rosario, o en la isla Martín García, cuando, visionario, soñó con una "Argirápolis" que administrara la integración de Argentina, Uruguay y Paraguay. No incluyó a Brasil porque desconfiaba de las pretensiones hegemónicas del entonces imperio que se había extendido hasta el Río de la Plata en tiempos de Artigas y que había intervenido en la Guerra del Paraguay, una con tienda que al sanjuanino le costó un hijo: Dominguito. Tantos proyectos necesitaban mano de obra capacitada. Para Sarmiento, ni los indios ni los gauchos cumplían ese requisito. Abrir el país a la inmigración era la solución, y la quiso europea, porque en Europa habían florecido las ideas progresistas. La educación era la herramienta fundamental para unifícar la diversidad y "argentinizar" a la Patria. Claro, no previó que, masivamente, vendrían los europeos acosados por el hambre y la guerra más que los satisfechos por los frutos de la civilización. Sarmiento tampoco imaginó que la ansiada Organización Nacional, plasmada en 188o, derivaría en un "Régirnen" que, no pocas veces, antepondría sus intereses sectoriales al conjunto del país. Antes de morir, decepcionado, el mismo Sarmiento que en la guerra contra el "Chacho" -en una carta a Mitre- había hablado de 11 regar la tierra con sangre de gauchos", fustigó a la oligarquía con olor a bosta". Pero su esfuerzo no fue en vano: hoy, el territorio nacional alberga 13.785 escuelas de enseñanza inicial y 22.682 primarias. Y el índice de analfabetismo en la Argentina es del 3,7%, uno de los más bajos del continente.

SU FAMILIA

en Chile, Sarmiento se casó con Benita Martínez Pastoriza, viuda de Domingo Castro, y adoptó a su hijo, de nombre Domingo Fidelcastro, pero que pasó a la historia como "Dominguito" y que en 1866 murió en el combate de Curupaytí. También tuvo una hija natural, Faustina Sarmiento, a quien declaró heredera universal. Su nieto Augusto Belín Sarmiento se encargó dé la edición de 105 52 tomos que ocupan las Obras completas de su abuelo.

>FRENTE A ROSAS

El francés Auguste Rodin hizo la estatua de Sarmiento. En la actualidad, está en Palermo, en el cruce de las avenidas Libertador y Sarmiento. Frente a ella se levanta la estatua de Rosas.

>FRAGATA SARMIENTO Sarmiento creó la Escuela Naval. El primer buque escuela, construido entre 1896 y 1897 y en actividad desde ese año hasta 196o, lleva su nombre. Tiene 85 metros de eslora, 13,32 de manga, tres palos para 35 velas y un mascarón de proa con la efigie de la República. Está en el Dique 3 de¡ Puerto de Buenos Aires.

DIARIOS Y CARICATURAS

Durante el gobierno de Sarmiento creció la prensa nacional. En 1877 circulaban 148 periódicos. El promedio de lectores -uno cada 15.7oo habitantes- situaba al país en el cuarto lugar de¡ mundo. Proliferaron los caricaturistas, cuyos blancos predilectos eran dos: la calva y la afición a los uniformes militares de¡ presidente. Entre todos, sobresalía Enrique Stein, de la revista El Mosquito.

>El ATENTADO

El 22 de agosto de 1873, a bordo de su carruaje, mientras volvía de una sesión en el Congreso, Sarmiento fue interceptado en Maipú y Corrientes por tres hombres. Uno de ellos le disparó, pero el pistolon le explotó en las manos. La policía detuvo a los agresores: los hermanos Pedro y Francisco Guerri y Luis Casimiro, inmigrantes italianos contratados para cometer el atentado por Aquiles Seabrugo. Éste era un amigo de Carlos Ouerencio, un ex oficial de Lopez Jordán refugiado en Montevideo. Mientras se seguía en Buenos Aires el proceso contra los agresores, Seabrugo fue asesinado en Montevideo por el propio Querencio, quien logró huir.

Cine y tv

Mi MEJOR ALUMNO (1946)

Drector Lucas Demare. Su desempeño en el papel de Sarmiento le valió a Enrique Muiño ser proclamado -el ActorAngel Magaña encarno el rol de dominguito

el libro

HISTORIA DE SARMIENTO Esta biografía escrita por leopardo Lugones en 1911 y reeditada en 1988 por la Academia Argentina de letras, constituye un clásico por la abundancia de datos, anécdotas y reflexiones, hechas por uno de los grandes poetas argentinos.

Internet

http://www.clarin.com.ar/diario/especiales/sarmiento
Este sitio dispone de una completa sarmiento ofrecida a través de infografias cuadros interactivos, audios y copias facsimilares de textos originales, además de numero material iconográfico

  ir a Sarmiento



Dio un gran impulso ala educación

Fomentó la industria y el crecimiento económico

Reivindicó al Estado como motor de] progreso

Creyó en la democracia

¿Dirásenos que todos estos son sueños !Ah !, sueños, en efecto, pero sueños que ennoblecen al hombre y que paTa los pueblos basta que los tengan y hagan de su Realización el objeto de sus aspiraciones para verlos realizados
DOMINGO F. SARMIENTO

Periodista pedagogo, ensayista, poeta, tra ductor, militar, políti-co, viajero, diplomático, gobernador de provincia, presidente de la Nación... Domingo F.Sarmiento -polémico, contradictorio, apasionado- soño con cons truir un Estado capaz de timonear el país hacia el futuro Pero, maestro por excelencia, vio en la educación la clave de cualquier esperanza. Y sembró la
Patria de escuelas.

Aún hoy, el nombre de Sarmiento suscita encendidas polé-
micas, al igual que en vida. El mismo se encargó de discutirlo todo, desde la organización del país hasta la misma gramática
castellana (a la izquierda, su sello personal y su anagrama).

Ni la urgencia periodística ni la lucha política le impidieron a Sarmiento ser un grande de la literatura

Sarmiento soñó con Argirápolis, una ciudad situada en la isla Martín Gar- , cia (derecha) que funcionaría como capital de Uruguay, Argentina y Paraguay federados.

Fue el único hombre (sic) que comprendió mi obra", dijo Sarmiento de ': Juana Manso (derecha), educadora y novelista que colaboró con la organización de sus planes educativos.

 

sarmiento
sarmiento
oleo de Eduardo alvarez
sello y anagrama
tintero y pluam
civilizacion o brarbarie
casa natall
el zonda
militar
sarmiento
escuela fundada por sarmiento en 1826
ferbre amarilla
el primer censo
la patagonia
con su nieto
la guerra de paraguay
15-2-1811
Domingo Sarmiento
nace en la provincia deSanJuan
1821
l e niegan una beca en el seminario de Loreto, Córdoba
.
1826
Enseña a leer y a escribir escuela de San Luis.
1827
Trabaja de empleado en un almacén,en San Juan.
1829-31

Unitario, participa en las luchas civiles. Se exila en Chile.

1836
tras una intensa actividad en Chile, Regresa a SanJuan.

1839
Organiza un colegio y funda el ¡ario El Zonda.

1840
Exiliado 4 vez en chile tTabaja en diario El Mercurio.

1845
escribe el -Facundo, una de sus obras más reconocidas
Viaja por Europa, Estados Unidos y África
1851
Regresa a la Argentina y se une al ejército de Urquiza.

1852
Combate en Caseros donde es derrotado
Rosas

1855
Tras estar en Chile, por diferencias con Urquiza,vuele

vuelve al . país y apoya a Mitre en contra de la Confederación.
1857
Asume la dirección de] Departamento de Escuelas.
1862-64 11

Asume como ,
gobernador

viaja a EEUU para ser representante de la argentina
1868-1874
Vuelve e EE.UU.y asume como presidente de la Nación.
su gobierno impulsa grandes reformas educativas y económicas.
1875
Es ascendido a general y nombrado senador por San Juan.
2 - -1 - 1881
Dirige la Superintendencia General de Educación de la Nación. ,
1883

conflicto y armonías de las razas en América.

1884
El Gobiemo :
ordena la publicación de sus Obras completas. i
11/9/1888
muere en Asuncion de paraguay
sarmiento
su muerte
himno a sarmiento
escultura d rodin
ciudad de argiropolis
juana manso

cine y rv