Claude Monet (1840-1926) En los años inmediatos a la guerra de 1870 un grupo de pintores -Monet, Pisarro, Sisley y Renoir principalmente- se sitúan el margen de cualquier imitación de tendencias precedentes y realizan una nueva pintura a la que un crítico denominó despectivamente impresionismo inspirándose en el título de una obra de Monet expuesta en 1874, Impresión: sol nac¡ente. Aparece este pintor como el creador más original y principal representante de las conquistas técnicas y estéticas del grupo. Sin los matices sociales o polít] cos de los realistas, mediante una concepción estrictamente pictórica -que, sin embargo, hallará la misma oposición entre los conservadores- Monet buscará la realidad cromática y formal bajo los efectos de la luz. En la base de su arte se halla el pintar al aire libre y el colorido claro. La luz transforma y altera los colores y también las propias formas, de manera que el paisaje y sus elementos surgen como visiones instantáneas no repetibles temporalmente. Preocupación primordial es el estudio de los reflejos de la luz en el agua, que tienen consistencia real semejante a la de los elementos reflejados. Este lenguaje alcanza su mayor pureza en los años en que pinta en Argenteuil (1872-78), a pesar del virtuosismo que revelan sus series sobre un mismo tema -analizando los efectos de la luz a diferentes horas- que constantem,ente realiza a partir de 1889.

PaulCézanne (1839-1906) Estricto contemporáneo de Monet, Cézanne manifiesta una voluntad estructural y de fijeza de las formas que le llevará a una nueva concepción pictórica en que se preludian aspecto-s del cubismo y, simultáneamente, se anuncia el abandono de la visión pictórica vigente desde el Renacimiento. Cézanne utilizó el color como medio fundamental; de él y no de la línea se sirve para construir las formas de acuerdo a los módulos geométricos que halla en la naturaleza: cono, cilindro y esfera. La articulación de ta les elementos le lleva a la modifica: ción de las normas que regían la perspéctiva y la anatomía tradicionalmente, mirando objetos y figuras desde distintos puntos de vista. La elaboración de sus obras es fruto de lenta meditación al aire libre y en el obrador, llegando a culminar en Las grandes bañistas (1898-1905), de máxima simplificación geométrica. Sus variaciones sobre La montaña SainteVictorie (1904-06), en que las formas son manchas geométricas de color, resultan de audaz y sorprendente modernidad y llenas de la sugerente poesía que siempre acompañó a las más elevadas creaciones mentales de Cézanne.

las grandes bañistas

 51CEZANNE. Las grandes bañistas. 1898-1905 (Museo de Arte de Filadelfia). Siete años ocupándose del tema fueron necesarios para llegar a esta obra definitiva de integración de figuras ypaisaje, a un esquema compositivo y cromático unitario a base de triangulacio nes y donde no ha lugar a representaciones figurativas tradicionales.

 

 

 

 

 

Monet y Cézanne

1mujeres en el jardin

 IMoNET. Mujeres en el jardín. 1866 (Jeu de Paume, París). Aún en el comienzo de su carrera, Monet pinta ya este cuadro en que los radiantes vestidos y las sombras hechas a su vez de color reflejan su ansia de libertad frente a la materia y la forma mediante el señorío de la luz.
regatas en argenteul

 21MONET. Regatas en Argenteul, 1874 (Jeu de Paume, París). El grupo de pintores jóvenes capitaneados por Monet pretende un nuevo realismo, referido a la captación de colores, juegos de luces y apariencias atmosféricas. La yuxtaposición de pinceladas de distinto color busca lograr que la retina componga luego las 52 verdaderas tonalidades.
jugadores de cartas

 31CEzANNE. Jugadores de cartas. Fragmento. 1890-92 (Jeu de Paume, París). Varias versiones sobre e/ mismo tema culminaron en esta elaborada composición dominada por la estricta geometría de cada uno de los objetos y de las mismas figuras y por una sobria entonación muy matízada. 
manzanas y naranjas

41CEZANNE. Manzanas y naranjas. Fragmento. 1895-1900 (Jeu de Paume, París). La reducción de la naturaleza a cuerpos geométricos elementales lleva a Cézanne a una representación que elude el espacio en perspectiva y que multiplica los puntos de vista simultáneos rompiendo con el sistema usual desde el Renacimiento.