George Sand

George Sand (1804-1876), seudónimo de Amandine Aurore Lucie Dupin, baronesa Dudevant, novelista francesa del movimiento romántico cuyo estilo de vida anticonvencional y sus numerosos romances escandalizaron a la sociedad parisina.

 Nació en París, el 1 de julio de 1804, hija de un oficial del Ejército francés llamado Dupin que descendía del rey Augusto II de Polonia. Pasó la mayor parte de su infancia en el campo, en Nohant, y estudió en un convento de París. En 1822 se casó con Casimir Dudevant, un rico hacendado, pero no tardó en aburrirse y abandonarlo. En 1831 se trasladó a París y se unió a un grupo de distinguidos artistas, entre los que figuraban el novelista francés Honoré de Balzac y el compositor húngaro Franz Liszt. Se hizo famosa tanto por sus escritos como por sus romances, especialmente por su relación con el poeta francés Alfred de Musset y con el compositor polaco Frédéric Chopin. Con este último realizó un viaje a la isla española de Mallorca, a la fría Pollensa que narró en Un invierno en Mallorca (1841).

 Sand fue una escritora prolífica que expresaba en sus obras una honda preocupación por los problemas humanos y la situación de las mujeres en su época (Véase Feminismo). Escribió sus dos primeras novelas en colaboración con el novelista francés Jules Sandeau, publicadas bajo el nombre de Jules Sand. Su siguiente obra, Indiana (1832), es la primera que firma como George Sand. Su producción literaria se divide en cuatro etapas. Las novelas del primer periodo (1832-1836), como Valentine (1832) y Lélia (1833), eran idealistas y románticas. Al igual que Indiana, exaltaban el amor libre frente al matrimonio convencional. El segundo periodo (1840-1848) se caracteriza por novelas como Consuelo (1842), en las que expone sus ideales socialistas y humanitarios. Tras las revoluciones de 1848 se retiró a su casa de campo de Nohant, donde escribió las novelas de su tercer periodo (1848-1860), basadas en la vida campestre, entre las que destacan François el Champi (1848) y La pequeña Fadette (1849). Sus últimas novelas, que suponen una vuelta a cuestiones sociales de carácter más amplio, están consideradas lo mejor de su producción. Entre estas cabe destacar El Marqués de Villemer (1861) y Jean de la Roche (1860). En 1854-1855 aparece su biografía, Histoire de ma vie, y en 1873 Contes d’une grand’mère, una colección de cuentos escritos para sus nietos. Georde Sand murió en Nohant, el 8 de junio de 1876.

 Aunque sus novelas fueron muy leídas en vida de la autora y ejercieron una fuerte influencia en los jóvenes escritores, poco a poco fueron perdiendo popularidad. El reciente impulso de la crítica feminista ha hecho revivir notablemente el interés por su vida y su obra.

  ORIGEN DE DATOS:ENCICLOPEDIA ENCARTA 2001