ANIBAL TRIOILO

POESIA

Nació en Buenos Aires en el barrio de Abasto el 11 de julio de 1914. El 1 de julio de 1937 se produjo el debut de Aníbal Troilo y su orquesta típica en el Marabú, mitico cabaret de lo calle Maipú, en el centro de Buenos Aires. Eran entonces Juan Miguel Rodríguez, Roberto Yanitelli y el mismo Pichuco los bandoneones; el pianista era Orlando Goni, Reynaldo Fidel Nichele el primer violín, José Stilman y Pedro Sapochnik los otros violines, Juan Fassio el contrabajo y el vocalista Francisco Fiorentino., fue parte del renacimiento que experimento el tango en la década del 40 junto a figuras como Di Sarli, Pugliese, D'Agostino, Demare y Salgan. Por su orquesta pasaron las voces de Alberto Marino, Roberto Goyeneche y Edmundo Rivero. Compuso temas con Cadícamo, Catulo Castillo, Homero Manzi y Astor Piazzolla.

        Aníbal Troilo, Pichuco, es, posiblemente,junto a Carlos Gardel la figura que caló más hondo dentro del sentir rioplatense. Notable músico, verdadero mago del bandoneón, con su instrumento nace una nueva era del tango. Genial director y compositor, poseía además un talento especial para apoyar a sus vocalistas y extraer de cada uno el máximo de sus condiciones interpretativas.  Francisco Fiorentino, el primero de sus cantores(había sido además bondoneonista), venía ya con una larga experiencia adquirida junto a importantes músicos como Minotto di Cicco (su maestro en el fuelle), su hermano Vicente Fiorentino, Francisco Canaro, Juan Carlos Cobián,Roberto Firpo, Juan D'Arienzo, Roberto Zerrillo y Ricardo Malerba, entre otros. También había actuado muchas veces como solista, aunque es junto o Pichuco quien realiza sus versiones más memorables que, por fortuna, quedaron registradas paro siempre en el milagro de la fonografía.

        En esa época los cantores no tenían una situación fácil. Fue como si la muerte y el recuerdo de Carlos Gardel, considerado inimitable e insustituible,los hubiesen relegado a un segundo y discreto plano. Con Troilo y Fiorentino, sin embargo, ese estado de cosas combiaría. Porque a partir de ese memento, y a su influjo, los vocalistas alcanzarían un rango que no habían tenido hasta entonces. Los cantores de orquesta, en la década de 1930, se limitaban a interpretar el estribillo. Eran apenas un adorno para el lucimiento de los músicos. A tal punto, que ni siquiera se los mencionaba en los etiquetas de los discos. Fue necesaria toda una lucha, casi de carácter gremial, para que en el pequeño círculo que se adhería a las placas con los créditos impresos apareciesen sus nombres. El público, ademas, estaba acostumbrado a escuchar los orquestas, pero no a disfrutar de los vocalistas que, por otra parte, estaban forzados a seguir el ritmo que se les impusiera.

        El "gordo querido" una de las figuras del tango de todos los tiempos, falleció el 19 de Mayo de 1975.

ESE MUCHACHO TROILO

Letra de Homero Expósito.
Música de Enrique Mario Francini.
Compuesto en 1967.
Inédito.

Ese muchacho Troilo...
Como el fueye que duele como él,
y su gran juventud hecha de arrugas,
parece un corazón latiendo en las rodillas...

Ese muchacho Troilo...
Para mí que lo hicieron en mi casa
como el pan que la vieja siempre dio,
¡Le sobra tanto amor que rompe los bolsillos!

¿Para qué volver a investigar
la bola de cristal, si ya aprendió a vivir?
Y entendió que hay madres que se van,
amigos que no están
y niños que se mueren sin juguetes...

Por eso el gordo Troilo
tiene tantos pecados con razón,
que al lado de Jesús y al lado del ladrón
también ganó su cruz de angustias y de alcohol...

ANIBAL TROILO

 

 

 

 

 

 

 

TROILO-PIAZOLA