Amelia Ann Blandford Edwards
(1831-1892)

El 7 de Junio de 1831 nació Amelia Ann Blandford Edwards de un oficial del ejercito y de una mujer irlandesa famosa por su autoconfianza y su determinación. Muy pronto Edwards empezó a mostrar un talento por la escritura, el arte y la música. Se esperaba de ella que fuese cantante de ópera pero decidió pasar su vida escribiendo, publicando novelas, colecciones de poesía y libros de viajes ilustrados con sus propios dibujos.

Con 42 años, Edwards llegó al Cairo y fue comisionada para escribir un libro sobre un viaje sobre el rio Nilo. Su obra "Mil Millas subiendo el Nilo" la hizo famosa pero fue el resultado de un viaje que le impactó por el mal estado de los monumentos en Egipto. Su interés le llegó a montar una organización dedicada a la documentación y la preservación de los monumentos del pasado de Egipto : The Egypt Exploration Fund (llamado más adelante : Egyptian Exploration Society ) fue fundado en 1882 con Edwards como primera secretaria. Abandonó todos sus otros escritos para dedicar todo su tiempo a la fundación. Contribuyó a muchos diarios escritos, estudió hieróglifos, y consiguió fondos. En 1881-1890, viajó a América en una gira de conferencias que ganó el interés americano y su apoyo para la fundación. Estas conferencias fueron publicadas en 1891 bajo el título : "Faraohs,Fellahs y exploradores".

Durante su viaje a América, Amelia Edwards se rompió el brazo pero siguió con la gira, debilitando su salud y el 15 de Abril de 1892, murió de una gripe en Inglaterra. Había donado una gran cantidad de dinero a la University College de Londres para que instale un departamento de filología y arqueología egipcia y había pedido que W.M.F. Petrie fuese jefe del departamento de egiptología, el primero en existir en todas las universidades británicas.

Amelia Edwards nunca se casó pero tenia fama de mujer difícil de convivir. Era independiente y no tenia muchos amigos íntimos pero su contribución a la egiptología es inmensurable.

Amelia Edwards era totalmente dedicada a la promoción del conocimiento de los esplendores de Egipto. Su preservación era la misión de su vida.